MENSAJE DE LA VICEPRESIDENCIA REGIONAL DE DNI AMERICAS

DNI - Ame

Hoy frente a la conmemoración de un nuevo aniversario de la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, instrumento revolucionario que posicionó a todas las personas por debajo de los 18 años de edad como sujetos de derechos, generando un cambio de paradigma donde quienes se encuentran en ese rango de edad pasaron de ser objetos a ser personas con voluntad propia de acuerdo a su grado de desarrollo, la Vicepresidencia Regional aprovecha esta fecha histórica, para saludar a todas y todos las/os compañeras/os de las secciones que forman parte del movimiento y junto a otros actores batallan diariamente para consolidar el uso y goce de estos derechos.

Desde la aprobación de la Convención a la fecha, los derechos de la niñez y la adolescencia se han constituido en centro de debate, el derecho interno de los países se actualizó de acuerdo a los estándares de la doctrina de la protección integral de las Naciones Unidas y la niñez se ha ido fortaleciendo en el ejercicio estos derechos, ampliando su participación y ganando protagonismo. En este sentido la reciente comparecencia de adolescentes de la región ante los mecanismos regionales e internacionales de derechos humanos como la Asamblea General de la OEA y el Comité de los Derechos del Niño de ONU, constituyen hechos de enorme significación para el ejercicio de derechos y el planteo de sus reivindicaciones.

En ese contexto,  la realidad regional da cuenta que este sector de la población es el más castigado de los grupos etarios, en cuanto al grado de carencias y necesidades básicas insatisfechas. De acuerdo a un informe de la CEPAL de 2013, algunos de los países que exhiben más bajos índices de pobreza, señalan la mayor brecha entre los niños y el conjunto de la población; en Uruguay por ejemplo, la incidencia de la pobreza en los niños es más del doble que en el conjunto de la población, en tanto que en los restantes países del Cono Sur se advierten también asimetrías severas. En dichos países lograr un descenso de la pobreza en el conjunto de la población aún mayor que el registrado en los últimos años descansa, fundamentalmente, en la posibilidad de reducir significativamente la pobreza infantil.

Otro capítulo deficitario lo constituye el sistema educativo, donde los niveles de repetición y desvinculación de los centros educativos resultan muy elevados en términos comparativos con otras regiones del mundo, resultando un gran debe de los estados encaminar las políticas adecuadas para revertir esta situación.

Así también los sistemas de justicia penal juvenil dan cuenta de enormes deficiencias, donde la falta de capacitación de los operadores sumadas a las prácticas corruptas en los centros de privación de libertad como malos tratos y torturas, determinan permanentes violaciones a los derechos humanos de los adolescentes amparados en la impunidad de los sistemas. Diversos informes regionales como así también el Observatorio Regional de Justicia Penal Juvenil de DNI, advierten que la privación de la libertad se utiliza como primer medida, en clara contravención a los artículos 37 y 40 de la Convención.

En este escenario de carencias y dificultades, la mayor parte de la niñez y la adolescencia de nuestra región se hacen camino  y es nuestro desafío redoblar esfuerzos para contribuir a generar los cambios que permita la plena realización de sus derechos, en aras de una sociedad más justa, solidaria y equitativa.

Es por ello que cada aniversario, nos brinda la oportunidad de compartir reflexiones y renovar el compromiso para seguir luchando por la causa que nos une.

Reciban todas y todos un cordial saludo

 

Juan Fumeiro

Vicepresidente DNI Américas

MENSAJE DE LA VICEPRESIDENCIA REGIONAL DE DNI AMERICAS

Deja un comentario